Vitamina D

La vitamina D en la absorción de calcio 

Tabla de contenidos

¿Padece usted de continuos dolores articulares sin explicación aparente? ¿Uñas quebradizas, pérdida del cabello, fracturas con mucha frecuencia o espasmos musculares?  La mayoría de las veces, estos problemas están relacionados con el déficit de un mineral: el calcio.

En este artículo le proporcionaremos información sobre todo lo relacionado con el calcio. Veremos cuál es su composición química, la relación que tiene con la vitamina D y los efectos de la pérdida del calcio.

¿Qué es el calcio?

El calcio es un mineral de mucha importancia, de hecho se ha considerado como el mineral más predominante en el cuerpo humano. Su mayor concentración, es decir el 99%, está en huesos y dientes, y el 1% restante, en tejidos blandos y la sangre. 

Composición química del calcio

En la tabla periódica de los químicos encontramos el calcio en el grupo 2, en medio del potasio y el escandio, identificado con las letras Ca y número atómico 20. La masa de este átomo equivale a 40,087 unidades.

Relación de la vitamina D con el calcio

Por desconocer la relación entre el calcio y otros elementos, pudiera ser que, aunque comamos lo suficiente todos los días, nuestro cuerpo no reciba al 100% de la cantidad de calcio que necesita. Y es que, muchas personas no saben que, para que nuestro cuerpo absorba bien el calcio, debe estar acompañado de la ingesta de vitamina D.

La poca absorción de esta vitamina haría prácticamente imposible extraer el suficiente calcio de los alimentos y, a su vez, obligaría a nuestro organismo a absorber el calcio contenido en los huesos, exponiéndose así a algunas enfermedades del corazón y el tejido óseo.

Por eso, debido a su importancia, recomendamos exponer la piel a la luz solar para obtener vitamina D, pero no en horarios comprendidos entre las 10 am y las 4 pm, pues ocasiona algunos problemas de salud. Más adelante veremos cuáles alimentos poseen una mayor concentración de este.

¿Para qué sirve el calcio en el cuerpo?

Esta es una pregunta de vital importancia, pues entender el valor práctico del calcio en su organismo, le ayudará a ser más consciente de la importancia de consumirlo. El calcio es de mucho valor en nuestro organismo, pues facilita:

  • Formar y mantener el tejido óseo. Es decir, las articulaciones y los dientes. Y es que sin calcio, los huesos no podrán formarse de forma saludable, si no que serán débiles y los dientes, frágiles.
  • Mantener nuestro ritmo cardíaco normal. Aunque no podemos verlo a simple vista, nuestro sistema circulatorio está compuesto por vasos sanguíneos que conducen la sangre desde y hacia el corazón, y por medio de la sangre se segregan algunas enzimas y hormonas. Su buen funcionamiento se ve influenciado por el calcio.
  • Promover la coagulación de la sangre. A este respecto, el calcio favorece mucho porque contribuye a reducir la liquidez de la sangre, evitando el riesgo de sufrir una hemorragia.
  • Contribuir a las señales que transmiten los nervios. Dado que alrededor de unas 50.000 neuronas mueren todos los días, la ingesta de calcio favorece la recuperación neuronal y contribuye al desarrollo del sistema nervioso.

En resumen, es muy importante que usted adopte la costumbre de consumir calcio todos los días, debido a que nuestro cuerpo también lo pierde de manera regular. Una ingesta adecuada hará que cada día el cuerpo disfrute la dosis requerida para estar en buen funcionamiento.

Fuentes de calcio

Tomando en cuenta lo beneficioso que es el calcio, muchos desean saber en qué productos encontrarlo para consumirlo. A continuación veremos este punto.

Para obtener calcio podemos consumir jugo de naranja y productos alimenticios como sardina, salmón, almendras, semillas de girasol, lentejas, queso, repollo, yogurt, garbanzos, lentejas, tofu, entre otros.  

No hay que concluir que consumir estos productos está fuera de nuestro alcance. En algunos mercados, es posible adquirir sardina a buen precio y en algunas plazas o calles de nuestra localidad también es posible encontrar árboles de almendrón. La semilla que se encuentra en este fruto, es la misma que podría hallar en casas naturistas o tiendas que se dedican a la venta de frutos secos. 

Además, en el menú diario, fácilmente se podría incluir con frecuencia algunos de los granos ya mencionados. 

Efectos de la falta de calcio en el cuerpo

Entre los efectos de la falta de calcio en el cuerpo se encuentran la osteoporosis, una enfermedad muy dolorosa que se caracteriza por una fragilidad muy marcada de los huesos.

Si nuestro organismo no almacena la cantidad necesaria de calcio,  este absorbe el que se encuentra principalmente en los huesos. Si esto sucede con frecuencia, el sistema óseo va debilitándose poco a poco, hasta desencadenar en la enfermedad antes mencionada. Dado que va desarrollándose por etapas, es una afección que se puede prevenir o revertir.

El raquitismo, una enfermedad en los huesos que suelen presentar los niños, también se ve originada por la falta de vitamina D, así que particularmente las madres, deben prestar mucha atención a la alimentación de su pequeño.

Los espasmos musculares y fracturas también figuran entre los efectos de la falta de calcio. La debilidad entre los dientes y la encía, así como la pérdida de piezas dentales, son también originadas debido a la falta del calcio. Por eso, los expertos recomiendan una ingesta diaria de leche, de acuerdo a la dosis recomendada para su edad. Así se disminuirán estos problemas.

La mujer embarazada también hace bien en prestar especial atención a la ingesta diaria de calcio, de forma natural y por medio de algunos suplementos, a fin de contribuir a la formación de los tejidos óseos, el corazón, la actividad neuronal, entre muchos otros, de su bebe. Así lo protegerá de enfermedades que puedan interferir en su crecimiento y buen desarrollo

Y si actualmente sufre de uñas quebradizas y pérdida del cabello, no se apresure a concluir que no hay nada que hacer. Si se incluye en la dieta los productos alimenticios mencionados en este artículo, poco a poco podrá ir fortaleciéndose considerablemente gracias al consumo de calcio.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más
Articulos