Vitamina D

Efectos de la vitamina D en las mujeres

Tabla de contenidos

Seamos hombres, mujeres, jóvenes o mayores, todos necesitamos una gran cantidad de nutrientes en dosis específicas cada día, para que el funcionamiento de nuestro cuerpo sea óptimo. Particularmente, las vitaminas permiten conseguir ese objetivo. Pensemos, por ejemplo, en la vitamina D y en cómo afecta a las mujeres.

En este artículo hablaremos de los efectos que causa en la mujer la vitamina D, tomando la edad como factor primordial.

Efectos de la vitamina D en la mujer

La vitamina D es esencial en la salud de la mujer, durante toda su vida. La importancia de este elemento la podemos comprobar, tomando en consideración los resultados que se presentan cuando la cantidad presente no satisface la dosis mínima requerida.

En el caso de algunas pueden padecer osteoporosis, o enfermedades similares, que solo llevan a sufrir debilidad tanto muscular como ósea. Además, como la vitamina D también ayuda en la absorción del calcio, y este a su vez permite que el cerebro funcione de manera adecuada, podemos decir que la vitamina D influye en la forma de comportarse de este órgano vital.

Estos son tan solo algunos de los efectos negativos que se presentan ante la falta de vitamina D, pero en lugar de centrarnos en los malos resultados, a continuación hablaremos de los efectos positivos. Veamos cómo afecta al cuerpo un consumo adecuado de vitamina D, según la edad de la mujer.

Durante la niñez

En este periodo, el cuerpo experimenta algunos cambios, los cuales requieren de suficientes vitaminas y minerales, dentro de los cuales resalta el calcio. Podemos decir que el calcio y la vitamina D van de la mano, por lo que la ingesta de ambos es esencial. Gracias a estos, el cuerpo tiene la capacidad para desarrollarse de manera adecuada.

A medida que el cuerpo va creciendo, los huesos se van haciendo más fuertes y los dientes temporales ahora se cambian por los permanentes. En todo este proceso interviene el calcio, que como ya señalamos requiere de vitamina D para ser bien absorbido. Si hay presencia suficiente de estos elementos, entonces el desarrollo físico será el ideal.

Durante la adolescencia

Esta etapa también requiere de mucha vitamina D, particularmente a nivel cerebral. Los nervios también requieren de calcio para trabajar de manera correcta, lo cual es posible solo si hay una ingesta adecuada de vitamina D.

Durante este periodo, la mujer es más susceptible a las emociones, debido a los cambios hormonales, por lo que es muy fácil que haya episodios de depresión. Para evitar que esto suceda, es vital incluir en la dieta alimentos que posean dosis elevadas de vitamina D.

Otro detalle importante con relación a esta etapa de la vida de la mujer es que, alrededor de los 12 años sucede lo que llamamos el estirón, lo que significa que ahora los huesos son mucho más grandes que antes. Para que se mantengan sanos y fuertes, requieren de la vitamina D y calcio, actuando de manera combinada.

Durante la edad fértil

Una vez la mujer se desarrolla, está en capacidad de procrear. La necesidad de consumir vitamina D se hace patente sobre todo si la fémina desea quedar embarazada. Se ha descubierto que un bajo nivel de vitamina D dificulta enormemente la posibilidad del embarazo. Incluso, si hay déficit de este elemento, hay mayor riesgo de sufrir el Síndrome de Ovarios Poliquisticos.

En el caso de las mujeres que no desean quedar embarazadas, igual necesitan consumir vitamina D, debido a que esta contribuye a regular el funcionamiento del cerebro, lo que a su vez afecta el desempeño de todo el cuerpo. 

Durante el embarazo

Si la mujer está embarazada, además de los efectos que hemos mencionado antes, relacionados con el cerebro y el fortalecimiento de los huesos, también requiere de esta vitamina para el bebé que lleva en su vientre. Es por eso que la dosis a ingerir durante esta etapa debe ser mayor que en condiciones normales. En pocas palabras, debe ingerir la dosis de ella y del bebé.

La vitamina D influye directamente en todo el desarrollo del feto, permitiendo que el proceso de la gestación se lleve a cabo de la mejor manera posible. Pero, si hay deficiencia de este elemento, el riesgo de sufrir un aborto, o de que el desarrollo del bebé no sea completo, es muy alto.

Durante la menopausia

La vitamina D, una vez ha pasado la etapa fértil de la mujer, sigue cumpliendo una labor esencial. Durante la menopausia es muy fácil que la mujer pierda masa ósea, llevándola a padecer enfermedades conocidas como la osteoporosis, la obesidad o problemas del corazón. La vitamina D previene estos problemas.

Otras enfermedades como la diabetes o el cáncer también se asocian a un bajo nivel de vitamina D después de los 40 años. Y aunque es cierto que los hombres también pueden padecer problemas de salud por esta razón, las mujeres, debido al periodo de la menopausia y los cambios en su cuerpo, son más propensas a ello.

Beneficios de la vitamina D toda la vida de la mujer

Algunos de los efectos de la vitamina D se pueden disfrutar durante toda la vida. Entre ellos podemos destacar los siguientes.

Fortalece los huesos

Es algo que se necesita en todo momento, para mantener la fuerza y solidez que estos requieren. Con el aporte adecuado de todos los nutrientes, sobre todo la vitamina D y el calcio, es posible mantener su buena condición a lo largo de toda la vida. Además, si se consume de manera adecuada durante la juventud, es más fácil prevenir muchas enfermedades.

Fortalece las defensas

El sistema defensivo del cuerpo humano requiere de la combinación de muchos elementos, entre ellos la vitamina D, la cual permite prevenir daños a los órganos y mantener su buen funcionamiento en todo momento. Muchas afecciones se pueden evitar, sea cual sea la edad de la mujer, si hay una ingesta adecuada de esta vitamina.

Tomando en cuenta todos los puntos mencionados en este artículo, señalamos la importancia vital que tiene el consumo de vitamina D.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más
Articulos